Cómo hacer un Plan de Marketing en redes sociales paso a paso

Como hacer un plan de marketing en redes sociales
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Posiblemente no sepas cómo hacer un Plan de Marketing en redes sociales, pero en este artículo te vamos a ayudar a realizarlo.

¿Cómo hacer un plan de marketing en redes sociales paso a paso? Clic para tuitear

Si eres de los que estás gestionando las redes sociales de tu empresa y crees que no te funcionan, no dejes de leer este contenido que te va a ayudar muchísimo a mejorar tu estrategia de marketing digital.

 

¿Qué es un Plan de Social Media Marketing o Plan de Marketing en redes sociales?


Nadie duda de la importancia que tiene para las Marcas, sean pequeñas o grandes empresas o autónomos, el tener presencia en los medios sociales.

Pero realizar publicaciones en los medios sociales sin un objetivo y estrategias para cumplir el mismo, puede ocasionar más resultados negativos que positivos. Es por ello que necesitamos un Plan de Social Media Marketing.

Un Plan de Social Media Marketing o Plan de Marketing lo podemos definir como la planificación por parte de una empresa o marca personal  de una estrategia de comunicación en los Medios Sociales.

Un Plan de Social Media Marketing nunca va a sustituir a un Plan de Comunicación Corporativa, por lo tanto, no será suficiente para hacer una imagen de marca.

Antes de lanzarte a promocionar tus productos o servicios en los medios sociales, has de estar seguro de que funcionarán los mismos, ya que  los medios sociales igual que te pueden dar mucha visibilidad, te pueden dar una imagen muy negativa.

Cómo elaborar un Plan de Social Media Marketing. Análisis de la situación


Los objetivos suelen definirse como “Objetivos SMART”. Las siglas “SMART” (en inglés, Specific Measurable Achievable Realistic Timed) nos recuerdan cómo deben formularse nuestras metas para que sean objetivos.

Los objetivos deben ser Medibles, Alcanzables, Relevantes y basados en el tiempo.

Esto quiere decir que:

  • Debemos concretar en cifras, siempre que sea posible.
  • Definir el tiempo de consecución.

Veamos los pasos que debe tener un Plan de Social Media Marketing.

Análisis de la situación propia.

Antes de realizar un Plan de Social Marketing para una marca o empresa, debemos analizar en qué situación se encuentra actualmente en los medios sociales.

El análisis de la situación se debe realizar tanto cuando se parte de cero, es decir, aún no se tiene presencia en los medios sociales, como cuando ya se tiene presencia y se comprueba si se están cumpliendo los objetivos deseados para ese tiempo determinado.

En el caso de que la empresa parta de cero en los medios sociales, tan solo debemos hacer mención en el comienzo del desarrollo del Plan de Social Media de este hecho.

Si la empresa ya lleva tiempo en los medios sociales, entonces debemos repasar los objetivos que se había planteado en el Plan anterior y realizar un balance para ver si se habían conseguido o no, y plantear nuevas metas. De igual forma si se cometen errores, debemos mencionarlos en el siguiente balance previo que vayamos a elaborar.

Análisis del sector.

El siguiente paso es analizar el sector para conocer con exactitud las características del sector. También debemos analizar los datos económicos de como está el sector y su futura evolución.

Análisis de la competencia.

Antes de diseñar nuestro Plan de Social Media, debemos analizar en que punto se encuentra nuestra competencia. Saber que está haciendo nuestra competencia nos va a permitir detectar oportunidades y también posibles errores a no cometer.

En el caso de que fuésemos la primera marca de nuestro sector que tiene presencia en los medios sociales, facilitará nuestra labor creativa a la hora de preparar contenidos para las mismas, pero también conllevará mayores riesgos al poder cometer errores y no tener referentes de cómo poder solucionarlos. En ese caso, también se puede optar por estudiar competencia del extranjero, para ver cómo lo están haciendo ellos.

Se hace necesario observar no solo que tipos de contenidos está realizando nuestra competencia, sino saber además con qué número de seguidores cuentan sus medios sociales, frecuencia de publicación en cada medio social, el número de likes y comentarios que recibe de media en cada una de ellas, etc.

Estos puntos anteriores los definimos con un análisis DAFO.

El análisis DAFO nos va a permitir conocer en que situación se encuentra actualmente nuestra empresa para poder establecer una estrategia a seguir.

Con el análisis DAFO vamos a analizar cuales son las fortalezas y debilidades (parte interna) y las oportunidades y amenazas (parte externa) con las que se encuentra tu empresa, siempre teniendo en cuenta cual es la meta a conseguir.

Debilidades: debemos incluir aquí todos aquellos factores que están haciendo que no podamos cumplir nuestras metas. Por ejemplo: no disponer de una web, no contar con una estrategia de contenidos, no tener una adecuada presencia en los medios sociales.

Fortalezas: aquí describiremos que nos hacen más fuertes frente a la competencia. Por ejemplo: trato más humano, fenomenal atención al cliente, disponibilidad de 24 horas, etc.

Amenazas: incluiremos todos aquellos factores externos que pueden afectar a nuestra estrategia de marketing. Por ejemplo: que la competencia tenga una mayor presencia en los medios sociales por una estrategia mejor definida, página web más optimizada y por tanto mejor posicionada, mejor estrategia de posicionamiento SEO, etc.

Oportunidades: debemos analizar qué factores externos nos pueden proporcionar una ventaja competitiva con respecto a nuestros competidores. Por ejemplo: no todas las empresas tienen una estrategia de vídeo marketing, tampoco todas realizan una adecuada estrategia de contenidos o invierten campañas de pago.

Definir cuáles son nuestros objetivos.

Una vez analizada la situación en la que se encuentran nuestros medios sociales y los de la competencia, lo primero que debemos realizar antes de realizar una estrategia del Plan de Social Media, es definir unos objetivos ¿Por qué queremos tener presencia con determinados medios sociales? ¿Qué queremos conseguir incorporando a la estrategia corporativa de la empresa, la presencia en medios sociales?.

Sin objetivos no podremos crear un Plan, y este Plan nos servirá para en el transcurso del tiempo si no se están cumpliendo los objetivos, revisarlos y proponer otras estrategias que ayuden a conseguirlo. O irlo modificando en el tiempo, conforme nos vayamos planteando otros objetivos.

Realmente podemos hablar de tres objetivos principales para una Marca en los medios sociales:

Branding: conseguir el máximo de exposición o visibilidad de la Marca para que sea reconocida y construir una Marca, de tal forma que se consiga un posicionamiento en su sector.

Fidelización: conseguir mantener a nuestros actuales clientes, y además que hagan de embajadores de nuestra Marca.

Generar leads:  por lead entendemos a nuestro potencial cliente. Es decir, todavía no es un cliente, desde que el potencial cliente contacta con nuestra Marca, hasta que se decide a comprarnos ha de pasar, en la mayoría de las veces, por un periodo de ganarse nuestra confianza. Dependiendo del tipo de sector, un lead dependerá del objetivo que nos hayamos marcado. Puede ser que se suscriba a una web, o una visita a la misma, etc.

Dependiendo del punto en el que se encuentre una Marca, lo ideal es centrarse en uno de esos tres objetivos.

De tal manera que una Marca que acaba de salir al mercado, lo ideal es que su primer objetivo sea el mejorar su branding. También puede ser un objetivo de una Marca que haya sufrido una crisis de reputación reciente, o que estén relanzando su nueva imagen.

En el caso de que nuestra Marca ya sea suficientemente conocida, entonces podremos optar por algunos de los otros dos objetivos, fidelización o generación de leads.

Define tus objetivos antes de crear tu plan de marketing en redes sociales, teniendo en cuenta la situación actual en la que se encuentra tu marca Clic para tuitear

Una vez elegido uno de esos objetivos, tendremos que desglosarlos como hemos mencionado anteriormente para que los mismos sean: medibles, alcanzables, relevantes y basados en el tiempo.

Desarrollemos los objetivos de medios sociales más comunes para cada uno de los tres objetivos principales:

Objetivos en medios sociales: Branding

 El objetivo de Branding puede consistir en:

  • Aumentar el número de seguidores de los medios sociales o conseguir un número determinado.
  • Alcance: se refiere al número de visualizaciones o impresiones que están teniendo nuestras publicaciones en los diferentes medios sociales.
  • Influencia: se refiere al número de influyentes que pueden hablar de nuestra marca en los medios sociales y también de cómo interactúan con nuestras publicaciones.

Si bien, las herramientas que podemos encontrar en el mercado son aproximaciones de lo que podría estar ocurriendo, el simple hecho de comparar nuestras métricas con la competencia nos hace una idea de si vamos por el buen camino o hay que mejorarlo.

  • Mejorar nuestro posicionamiento: nos movemos también con las apreciaciones emocionales de nuestros clientes, y para ello deberemos hacer un estudio de nuestra reputación o valorar qué tipo de perfil nos está siguiendo en los medios sociales.
    El posicionamiento estará siempre relacionado con los valores de marca que queremos transmitir.

Objetivos en medios sociales: Fidelizar a los clientes

Estos objetivos los podemos medir en base a:

  • Engagement: es decir el compromiso que adquieren los seguidores con nuestra marca en los medios sociales. Crear una comunidad que se sienta identificada con los valores de la marca, comprometida con la misma y que ayude a difundirla.

Se trataría de medir el total de me gustas, likes, comentarios, RTs, menciones, comentarios, que reciben cada uno de nuestros contenidos.

  • También se trata no solo de que compartan nuestros contenidos, sino que hablen bien de nosotros y que se conviertan en embajadores de nuestra marca, es decir, que nos recomienden.

En medios sociales se traduce en el número de comentarios y menciones positivas que recibe la marca.

  • Grado de satisfacción de atención al cliente. En el caso de que utilicemos los medios sociales para ofrecer este tipo de servicio, conseguir que el máximo de clientes estén satisfechos con la atención recibida. A mayor satisfacción, se traducirá en una mayor fidelización.

Objetivos en medios sociales: Generación de leads

Cómo hemos comentado anteriormente, la generación de leads puede ser de muy diferentes causas:

  • Conseguir aumentar a un tamaño determinado una comunidad, no dejan de ser potenciales clientes que en cualquier momento se pueden convertir en nuestros clientes.
  • También se puede considerar los leads de visitas a nuestra web, que hayan rellenado un formulario de suscripción o que se hayan puesto en contacto con nosotros vía la página de contacto, que hayan cumplimentado un presupuesto, etc.

Identificar a nuestro público objetivo y los medios en los que está presente

Una vez establecidos nuestros objetivos, tendremos que ver quién es nuestro público objetivo y en que medios sociales nos interesa tener presencia para poder encontrarlo. Trataremos de dirigirnos a aquel público que realmente es el que nos interesa y para ello deberemos hacernos preguntas como:

¿Cuál es su rango de edad y sexo?¿Cuáles son sus gustos e intereses?

¿En qué medios sociales podemos encontrarlo?

Definir bien cuáles son los gustos de nuestro potencial cliente, puede ayudarnos a saber qué medios sociales son los más adecuados para que nuestra marca tenga presencia. Por ejemplo si nuestra marca es una ropa deportiva juvenil, no tiene mucho sentido que utilicemos LinkedIn, salvo que dentro de los objetivos de la marca esté el contactar con directores comerciales de grandes empresas deportivas. Lo lógico sería que tengamos presencia primeramente en Instagram que es donde podemos encontrar a una gran parte del sector juvenil.

Definir la estrategia.

La estrategia, junto a los objetivos son las partes principales de un Plan de Social Media.

La estrategia es una idea de cómo vamos a conseguir esos objetivos. Es decir, si los objetivos es lo que queremos conseguir, la estrategia especifica cómo lo vamos a conseguir.

Diseñar el plan de acción.

El plan de acción define el conjunto de acciones que haremos en el transcurso del tiempo para tratar de cumplir esos objetivos que nos hemos propuesto.

Definir en qué medios sociales tendrá presencia.

Lo primero que haremos será definir en qué Medios Sociales deberá estar presente nuestra marca.

Deberemos informarnos donde se encuentra nuestro público objetivo, y conocer la edad que tiene, sexo e intereses.

Además no solo deberemos tener en cuenta los medios sociales tradicionales horizontales, como Facebook, Twitter o Instagram. Si nuestra marca es de nicho, habrá que tener en cuenta medios sociales verticales, es decir, aquellos que están especializados por temáticas. Aunque suelen poner muchos impedimentos a las empresas, habrá que ver las posibilidades de insertar publicidad o  intentar realizar promociones especiales para sus miembros.

Debemos definir de que forma queremos estar presentes en cada medio, teniendo en cuenta cuales son nuestros objetivos.

Sobre los medios a definir deberemos tener en cuenta:

  • Foros: valorar la creación de un foro y que cuente con una comunidad ya especializada y que agradezca verse arropada por una marca en el mismo, y que sirvan de embajadores en otros foros.
  • Blog: sin duda es la mejor estrategia para realizar contenidos de calidad y tratar de captar leads mediante la inserción de botones o enlaces visibles que consigan ese fin ( inscripción a la newsletter, formularios de descarga de contenidos de valor gratis, etc).
  • Facebook: posiblemente sea el mejor medio social para promocionar una marca, dada la excelente segmentación que se puede conseguir mediante sus campañas de anuncios. Ahora bien, también hay que tener presente que no es el mejor medio social para una relación de empresa a empresa (B2B). Y tampoco lo es para determinadas marcas que por el tipo de contenido que venden, el potencial cliente no va a interaccionar de manera pública.
  • Twitter: es un buen canal para fomentar el branding y la fidelidad. No solo se ha de hablar de contenidos propios, sino compartir también de terceros y fomentar la interacción y el que se generen comentarios.
  • Instagram: actualmente está creciendo muchísimo. Un medio social en el que para tener presencia la marca ha de disponer de recursos para la generación de imágenes y vídeos propios, así como realizar una buena estrategia tanto con los vídeos como con los lives. Pudiendo conseguir una gran mejora en el branding, fidelización y generación de leads, tanto si mostramos enlaces a nuestros productos como con otro tipo de enlaces (swipe up) que permita llegar a una página de conversión.
  • Pinterest: si bien no goza de tanta popularidad en España, sí es un medio social muy utilizado por marcas vinculadas con la creatividad, como la cocina, belleza, artísticas, etc. Es un medio social que ayuda a llevar mucho tráfico a los ecommerce y con eso generar mucha captación de leads, además de posibles ventas.
  • YouTube: es el segundo buscador más utilizado. Y al pertenecer a Google, sus búsquedas también aparecen en primer lugar en dicho buscador. Deberemos hacer uso de este medio social, si nuestra marca está preparada para realizar dichos tipos de contenidos, y por supuesto es muy recomendable sea el sector que sea.
  • LinkedIn: es la plataforma idónea para la relación B2B. También para mejorar el branding de la empresa, mejorar nuestra comunicación interna, obtener relevancia en los grupos y muy efectiva para las empresas de reclutamiento.
  • Yelp: un medio social muy importante para todo tipo de empresa que tenga locales físicos y poder geoposicionarlos. También una forma muy interesante de captación de leads y fidelizar clientes.

Por lo tanto, debemos definir bien en qué medios sociales debemos tener presencia y no es necesario, ni conveniente, pretender estar en todos.

También te puede interesar este otro post donde hablamos de cómo eliminar Redes Sociales.

Definir la acción de arranque

Tanto si arrancamos desde cero (creación de nueva empresa) como si iniciamos una nueva etapa en la empresa, y siempre con idea de generar una visibilidad extra, nos apoyaremos en crear una acción impactante. Dicha acción va dirigida a ser vistos por el mayor número de personas posible, cuantas más impresiones generemos mejor.

Las posibilidades son muchas, mencionaremos algunas que son las más habituales:

  • Un concurso original en los Medios Sociales con alta expectativa.
  • Una inversión importante en alguna de las Redes Sociales, por ejemplo creación de una campaña de Facebook Ads donde se busque impactar a un target determinado pero que a la vez tiene muchos miles de potenciales clientes interesados en lo que se publica.
  • Creación de un contenido altamente interesante, con idea de que se viralice siendo muy compartido. Nos podemos ayudar de agregadores como Bitácoras, Menéame, Mktfan y/o Marketertop.
  • Networking online, para luego crear un evento offline que muestre nuestro servicio a nuestra comunidad.
  • Ayudarse del offline, por ejemplo creando una fiesta con asistencia de famosos e influencers, para que el online se vea impulsado.

De hecho, una acción de arranque no tiene que basarse en exclusivamente una de las acciones anteriormente mencionadas. Todas son compatibles entre sí y se pueden llevar a cabo varias de ellas, de manera que se apoyan e incluso se respaldan con varias muy pequeñas.

Establecer las acciones para cada medio social

Ahora que ya tenemos claro qué deseamos conseguir, nuestros objetivos, debemos dar el siguiente paso cronológico que consiste en determinar cómo lo vamos a conseguir.

Teniendo en cuenta que cada medio social es diferente, deberemos usarlos de distinta manera, en función de las posibilidades que nos permite. Cada acción que desarrollemos y cada publicación deberá tener muy en cuenta el destino, es decir en qué medio social aparecerá.

Las peculiaridades de cada medio social provocan que algunos contenidos no sean publicados ahí y en otro medio sí, consiguiendo a la vez que nuestra comunidad tenga interés en seguirnos en varios medios ya que de lo contrario se perderán parte de lo que ofrecemos.

También es cierto, que algunas acciones o publicaciones podrán ser mostradas en cualquiera de los medios sociales que gestionamos. Pero esta última opción no ha de ser lo habitual sino lo excepcional, para que el seguidor tenga una motivación a seguirnos en los diferentes medios sociales.

Una vez tengamos definidos los contenidos específicos, para cada medio social, y los comunes, determinaremos las acciones. Estas pueden ser de dos tipos:

  1. Acciones puntuales. Solo se realizan en momentos puntuales. Por ejemplo: crear un contenido especial para esa época especial del año.
  2. Acciones permanentes. Repetidas con periodicidad y que muestran a nuestra comunidad por ejemplo uno de nuestros productos o servicios.

Deberemos definir la cantidad de publicaciones que realizaremos en cada medio social y en que momentos (hora y día).  No es comparable una publicación diaria en Linkedin a una publicación en Twitter, donde podemos  y debemos crear muchísimas más debido a la poca vida que tiene cada tuit.

Con idea de evitar ser poco interesantes, debido a que repetimos solo nuestros contenidos hasta la saciedad, se recomienda combinarlos con los contenidos de terceros. La proporción debe ser 80/20 es decir, cada 80% de contenidos de terceros (que si estarán relacionados con nuestra marca) compartiremos un 20% de contenido que si será directamente nuestro. Esta es la conocida como Ley de Pareto, economista italiano.

Las acciones pueden ser de tres tipos:

  1. Estas acciones van dirigidas a obtener visibilidad y posicionamiento. Que la empresa sea más conocida. Para ello suelen funcionar muy bien las campañas de Facebook Ads, de Email Marketing, y también colaboraciones con influencers.
  2. Generar leads. Ya conocen a nuestra empresa pero pretendemos que se involucren un poco más y por ello dando a conocer nuestros productos y servicios les ofrecemos algún regalo con tal de conseguir algunos datos que nos permitan tener una buena base de datos con personas que sí están interesadas en lo que ofrecemos. Aquí suele funcionar muy bien mostrar fotos de nuestro producto (por ejemplo en Instagram/Pinterest) para luego conseguir atraer a las personas hasta una landing page donde acepten estar en nuestra base de datos.
  3. Fidelización de clientes. Ya tenemos personas que nos suelen comprar nuestros servicios o productos pero pretendemos que no se quieran ir con la competencia. Debemos apasionarlos. Se les pueden ofrecer ventajas especiales, como por ejemplo acceder donde otras personas no pueden (inauguración de un local) descuentos especiales por anticipado, etc. Todo ello orientado a que no se planteen cambiar de empresa.

Definir una guía de estilos

Previamente a publicar contenido en nuestros medios sociales, deberemos concretar que estilo (formal, intermedio o informal) tenemos previsto seguir. Esta decisión siempre estará siempre muy condicionado por nuestra profesión, así como también por la imagen de marca (profesional autónomo o empresa/organismo/institución) que pretendemos mostrar. Los estilos son muy variados y no se puede afirmar que hay mejores o peores, pero si que hay adecuados y algunos, los menos, inapropiados.

Estilo en lo que respecta a la comunicación escrita y verbal

Con total seguridad los más jóvenes ya no se acordarán pero fueron los SMS los precursores de este nuevo lenguaje que ha llegado a la redes sociales.

Si bien está basado en el idioma elegido por la persona para comunicarse, detectaremos multitud de nuevas expresiones formadas en muchas ocasiones por abreviaturas y símbolos.

Aunque está forma de expresarse cada vez está más extendida, debemos tener en cuenta a quien representamos o pertenecemos, es decir, no es lo mismo el individuo que se expresa como persona en sus Redes Sociales personales, a la manera de expresarse de una institución, que como tal, debe mantener un estilo tradicional y correcto respetando las normas lingüísticas.

Debemos tener siempre presente que lo que decimos y el estilo al expresarnos define nuestra imagen.

En el caso que optemos por ser formales y protocolarios, ya que así lo requiere el Organismo o empresa que representamos. hay que vigilar y no ser demasiado fríos o corporativos ya que chocaríamos frontalmente con los principios de los medios sociales. En estas siempre se espera que nuestro lenguaje sea cordial, amable y natural. Siempre debe ser cercano y respetuoso.

Indistintamente del medio social que usemos, deberemos tener en cuenta estas directrices:

  • Evitar usar palabras en otros idiomas, sobretodo cuando nuestro idioma dispone de esas palabras.
  • Evitar expresiones o palabras que puedan ser ofensivas para otras religiones, razas, ideologías políticas o sexualidad.
  • Evitar el uso de la escritura total en mayúsculas, ya que se interpreta como estar gritando.
  • Evitar malentendidos, si para ello es necesario releer y redactar varias veces lo que deseamos expresar, sin duda lo haremos.
  • En el caso que usemos fuentes de información, entrecomillar aquellas frases cuya titularidad sea de otra persona y citar siempre la procedencia de las mismas.
  • Escribir frases concisas y claras que sean fácilmente entendibles por nuestra comunidad.
  • Usar correctamente los signos de interrogación y exclamación. Esto no excluye que no debamos enfatizar las emociones.
  • Usar emoticonos en el caso que nuestro estilo nos lo permita ya que haremos más entendible la expresión escrita y visualmente más atractiva.
  • Agradecer las menciones que realicen otros usuarios.
  • Responder siempre a todos los comentarios que realicen nuestros seguidores, siempre y cuando estos utilicen un lenguaje correcto y educado, y sin atentar contra la privacidad de los demás.
  • A ser posible comentar las publicaciones realizadas por otras personas para ir generando sentimiento de pertenencia al grupo.

Cabe destacar que los comentarios publicados por nuestros seguidores en Redes Sociales corresponden exclusivamente a sus autores. Son ellos los responsables de los mismos. De manera que sus salidas de tono y groserías, en principio, no nos afectan directamente a nosotros.

Debemos tener presente que siempre tenemos derecho a:

  • Reportar las posibles actuaciones abusivas por parte de los usuarios,
  • Bloquear a aquellos que incurran en comportamientos tales como:
    • Expresiones ofensivas o enlaces a páginas con contenido ofensivo, así como enlaces o referencias a sitios ilegales, de contenido violento, sexual, racista o discriminatorio.
    • SPAM, mensajes de publicidad o material promocional.

También te puede ayudar este post en el que hablamos de cómo es tu comportamiento en las Redes Sociales.

Estilo en lo que respecta a la comunicación gráfica

El estilo más o menos formal que hayamos elegido como adecuado condicionará las creaciones gráficas que se elaborarán. Estas, al igual que nuestra expresión escrita y verbal, servirán tanto para que se nos identifique, como para ir ofreciendo contenidos relevantes para la comunidad de seguidores.

Los colores corporativos (habitualmente dos o tres colores en código RGB o Hexadecimal) servirán para configurar adaptando aquellas Redes Sociales que así lo permitan, como por ejemplo en Twitter.

Las imágenes y los activos de diseño que utilizas en redes sociales deben ir muy de acuerdo a los gráficos que utiliza tu empresa en otras partes. Esto incluye tus fotos de perfil de marca e imágenes de encabezado, así como cualquier contenido que publiques, como fotos, videos o GIFs.

Incluye una lista de tamaños óptimos de imagen para cada plataforma social que utilices y los lineamientos para el tipo de contenido gráfico que se debería usar en redes sociales.

Conocer los derechos de una imagen es importante, ya que incluir imágenes en las publicaciones de redes sociales es una técnica muy efectiva y extendida. Sin entrar en detalles, los tipos de imágenes que podemos encontrar en Internet se clasifican en:

  1. Imágenes de dominio público (Public Domain)
  2. Fotografías con licencia Creative Commons (CC)
  3. Dominio público (CC0)
  4. Reconocimiento (BY)
  5. Reconocimiento – Compartir Igual (BY-SA)
  6. Reconocimiento – No Comercial (BY-NC)
  7. Reconocimiento – Sin Obra Derivada (BY-ND)
  8. Reconocimiento – No Comercial – Compartir Igual (BY-NC-SA)
  9. Reconocimiento – No Comercial – Sin Obra Derivada (BY-NC-ND)

Es necesario que tu guía de estilo describa no sólo de lo que habla tu marca en redes sociales, sino cómo habla.

El tono de comunicación que utilices en redes sociales no debe ser muy diferente al de la comunicación que utiliza tu marca en cualquier otra parte, aunque se debe adaptarse para que se ajuste a la naturaleza más personal de las redes sociales.

Tus clientes estarán esperando una interacción uno a uno cuando lleguen a tu empresa en redes sociales, así que el tono de comunicación que utilices debe ser el mismo que recibirán por teléfono o en persona.

El uso de los emojis es una excelente forma de decir más con pocos caracteres y divertirse con tu mensajería social. También se ha demostrado que aumenta la interacción, pero solo si se utiliza correctamente. Describe el contexto de cuándo y cómo deba usar emojis tu empresa. Nuestra guía para el uso de emojis te puede ayudar a desarrollar esos lineamientos.

Hay muchas palabras y frases únicas para tu empresa o industria que tu marca podría utilizar en redes sociales. Incluye una lista de éstas y ofrece lineamientos para que sepan cómo manejarlas, por ejemplo:

  • El uso de mayúsculas y ortografía correcta en los nombres de marcas o productos.
  • Cómo citar a clientes o consumidores.
  • Cuándo utilizar acrónimos.
  • Palabras para evitar usar todo junto.

Definir qué personas serán las responsables de llevar a cabo el Plan de Social Media y los recursos que se van a invertir en el mismo.

En términos generales, existen dos modalidades de llevar a cabo del Plan de Social Media: interna o externa.

La modalidad interna sería dedicar una persona o un departamento, en función de la cantidad de trabajo hablaremos de más cantidad de personas dedicadas, que se ocuparían de llevar a cabo lo planteado en el Plan de Social Media.

La modalidad externa, que suele ser más frecuente, consiste en contratar los servicios de un profesional especializado, probablemente un Community Manager o Social Manager, para que lleve a cabo el Plan de Social Media. En el caso que, por volumen de trabajo, una persona fuese insuficiente, se suele recurrir a una Agencia de Marketing Digital.

En la actualidad, y cada vez de manera más habitual, nos encontraremos con una modalidad mixta, es decir combina el departamento interno de la empresa con el enorme apoyo externo de una Agencia especializada. La empresa suele involucrar a todos sus empleados y a la vez que estos ejercen de embajadores de marca, detectan necesidades que se irán transmitiendo a la Agencia que será la que estudiará estrategias viables y realizará el trabajo.

Revisión del Plan


Un Plan de Social Media debe ser revisado periódicamente. Y probablemente te preguntarás: ¿con qué asiduidad debe realizarse la revisión? La respuesta debe tener en cuenta tres factores:

La dimensión de la empresa (desde un único profesional hasta cientos de trabajadores).

Los recursos económicos que ésta disponga.

Y las necesidades que se deseen cubrir.

La periodicidad anual o semestral suelen ser las habituales en muchas ocasiones. En cualquier caso, una periodicidad excepcional o de urgencia puede darse debido a una situación no frecuente que provoca que, por exceso o por defecto, el Plan no se pueda llevar a cabo en los términos previstos.

El plan de marketing en redes sociales debe revisarse periódicamente Clic para tuitear

Hay herramientas, que veremos en el próximo apartado, que nos permiten detectar la precisión con que el Plan se ha llevado a cabo, estudiando las diferencias existentes entre lo previsto y la realidad en cada momento temporal.

Herramientas para realizar un Plan de Social Media


Cuando nos disponemos a crear un Plan de Marketing en Redes Sociales debemos utilizar una serie de herramientas que nos ayudarán a ser mucho más eficaces.

Dependiendo del apartado del Plan te serán útiles unas u otras. Te las enumeramos:

Hay una serie de herramientas que nos serán de gran ayuda en el apartado de análisis del sector, o cuya finalidad también se podría denominar espiar a nuestra competencia. Algunas de ellas son: Ahrefs, Buzzsumo, Keyhole, Metricoool, Octosuite y SproutSocial.

Permiten realizar un análisis de los medios sociales de la competencia, sobretodo de Facebook. Conoceremos que posts son más virales o de mayor engagement, así como la periodicidad con que aparecen las publicaciones.

Dependiendo de la red social de nuestra competencia a analizar usaremos:

Para Twitter:
Además de la creación de listas nos será de gran utilidad:

  • Tweetdeck, ya que nos permite crear una columna con esa lista e ir vigilando que realiza la competencia.
  • Foller.me que nos permite obtener datos de la competencia.
  • Followerwonk que realiza una comparativa de tres cuentas de la competencia.
  • Twitonomy con muchísimos datos interesantes.
  • Tweet Binder especialmente útil para conocer la repercusión de un hashtag.

Para Facebook:
Si lo que pretendemos es ver exclusivamente los anuncios en nuestro feed la extensión para el navegador Turbo Ad Finder nos será tremendamente útil.

Con herramientas como: Barometer Agorapulse,  FanPage Karma, Likealyzer u OctoSuite, podremos conocer el engagement y la viralidad de las distintas fanpages.

En el caso que pretendamos analizar las webs de nuestra competencia, ya que bien es sabido que nuestra web es como nuestra casa y los medios sociales igual que se crean, desaparecen, podemos usar estas herramientas:

  • Análisis de la posición global (en Internet) de una web, y más información: Alexa y Ahrefs.
  • Análisis procedencia del tráfico de nuestra web, y más información: Similar Web
  • Búsqueda de keywords usadas por la competencia: Ahrefs, Semrush, Xovi, SeoQuake, SpyFu, Woorank y Google Keyword Planner,
  • Análisis de la autoridad del dominio (DA): MOZ.
  • Análisis de la velocidad de carga de las webs: GTmetrix, PingDom tool y Google PageSpeed Insights.
  • Análisis de enlaces rotos y auditoria de la web: Screaming Frog.
  • Análisis del constructor (CMS) plugins, temas, etc: Build with, WP Theme Detector y What WordPress Theme.
  • Para programar post: Buffer, Hootsuite, Crowfired, Prime, Publish, Latergram.
  • Para analizar estadísticas: websta.me, Iconosquare, Metricool.
  • Para gestionar y agrupar imágenes: Ink361.
  • Para compartir imágenes de otro usuario: Repost, Regram, Insta Repost.
  • Para gestionar tus seguidores: Crowfired, websta.me, instafollow, NoApostroph3s.
  • Para dividir una fotografía en varias imágenes: Instagrid.
  • Para hacer composiciones de fotos: Layout, Pic Stitch. Collage Maker Foto Grid Editor.
  • Para incluir textos en imágenes: Wordswag, Over.
  • Para retoque de vídeos: Boomerang, Hyperlapse, Lumify.
  • Para el retoque especial de imágenes: Prisma, Photo Grid, Afterlight, Snapspeed, VSCO cam, Aviary, Slow Shutter Cam, Bokehful, Tiny Planet, PS Express, PicsArts, Whitagram.

Gestión de crisis de reputación online


Hay personas que son propensas a escribir comentarios negativos online sobre un producto o servicio, esto que inicialmente parece inofensivo puede desencadenar una crisis de reputación.

Dicha crisis puede deteriorar gravemente el prestigio o valor que tenemos de una marca. Para evitar esta desagradable situación, y haciendo caso al refrán “Es mejor prevenir que curar”, se recomienda tener un manual de gestión de crisis de reputación en Redes Sociales.

En ocasiones puede suceder que un cliente descontento publique un comentario negativo o desafortunado, o sencillamente una persona con actitud conflictiva, es decir un troll, se dedique a despotricar por la red en todo lo relacionado a tu marca. Cuando esto suceda, que sucederá, es muy aconsejable tenerlo previsto y saber que actuación es la mas adecuada.

Pasos a seguir para solucionar una crisis de reputación online:

  • Escucha activa y monitorización: analizar todo lo que esté relacionado con nuestra marca de manera que si surgen menciones negativas o desfavorables. Si este paso se realiza correctamente nos permitirá detectar quien es la persona instigadora o que ha iniciado esta situación.
  • Reducción: respuesta lo más rápida posible aclarando la situación.
  • Evaluación: conocer cuanto se ha extendido y valorar el carácter de la o las cuentas que han iniciado esta situación.
  • Actuación: neutralizar la crisis dando una explicación publica si fuese necesario por parte del CEO de la empresa y evitar aquello que es incorrecto reponiéndolo por lo correcto.
  • Aprendizaje: detectar en qué se ha fallado para mejorar los procesos y evitar que se repita esta situación.
  • Seguimiento: Observar la evolución de la situación para comprobar que todo vuelve a la normalidad.
  • Replanteamiento: Entender lo sucedido. Valorar que cambios son necesarios en el modo de actuación y que se incluirán en nuestro manual de gestión de crisis online.

Conclusión

Tal y como hemos visto, es muy importante crear un Plan de Social Media que nos ayude a establecer las estrategias necesarias para poder cumplir los objetivos deseados, sabiendo que este plan puede ser modificado en el transcurso del tiempo.

 

¿Te gustó este post? Compártelo en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Reader Interactions

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SOY ANA IVARS

Apuesta por Facebook e Instagram Ads para dar a tu negocio visibilidad, conseguir más suscriptores y convertir las visitas en clientes.

¿BUSCAS ALGO?

sígueme en las redes sociales

¡ÚNETE A MI COMUNIDAD!

Suscríbete y tendrás acceso gratuito a contenido exclusivo como guías, recursos y las últimas novedades y actualizaciones del marketing digital.

Responsable: Ana Ivars Parcero, siendo la Finalidad: envío de mis publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación: es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mis plataformas de email marketing Active Campaign ubicada en EEUU y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en info@anaivars.com. Para más información consulte nuestra Política de Privacidad.

ARTÍCULOS RECIENTES