Planifica tu Estrategia de Marketing Digital 2024: ¡Empieza Ahora!

Portada Blog - estrategia 2024

Imagina tu estrategia de marketing digital como una cadena, donde cada pieza es esencial para alcanzar el éxito. Si alguna pieza falla o se obvia, el impacto se extenderá al resto de los elementos. 

Con ello no quiero que pienses que tu plan está destinado a tener fallas, lo que realmente quiero transmitirte es la importancia de diseñar tu estrategia de marketing digital para el año 2024 de manera metódica. 

Visualiza esto como un viaje en el que, si intentas acortar el camino, podrías pasarte por alto elementos esenciales y, como consecuencia, obtener resultados por debajo de tus expectativas.

Planificar requiere: paciencia, reflexión, análisis y fundamento.

Elaborar una estrategia de marketing digital implica mucho más que simplemente tener presencia en las redes sociales o un sitio web. A continuación, te guiaré a través de cada uno de los elementos clave que debes considerar paso a paso al iniciar la creación de tu estrategia de marketing digital.

¡Comencemos!
 

PASO 1. Análisis de Situación Actual


¿Te imaginas a Amazon lanzando un nuevo producto/servicio sin antes analizar si es conveniente? Claro que no. Y por “conveniente” me refiero a múltiples factores como el mercado, la competencia, el público, la comunicación, el presupuesto y la  estacionalidad. 

Cada empresa enfrenta factores que pueden influir en sus objetivos. Ignorarlos sería como conducir a ciegas y esperar llegar al destino correcto.

Existen varias formas de analizar el entorno, pero la matriz DAFO es una herramienta flexible y ampliamente reconocida para empezar. Aunque seguramente la conoces, aquí te brindo algunos detalles para asegurarnos de que aproveches al máximo su uso.

Análisis DAFO

➡️ Debilidades. Son factores internos que limitan el rendimiento del negocio en la consecución de sus metas. 

➡️ Amenazas. Son circunstancias del entorno que pueden perjudicar a la empresa al dificultar su rendimiento. Aunque no se pueden cambiar, es fundamental trabajar en su mitigación. 

➡️ Fortalezas. Son aspectos internos positivos que acercan a la marca o emprendimiento a sus objetivos y representan ventajas competitivas. Importante: tenemos control sobre ellas. 

➡️ Oportunidades. Son factores externos que facilitan el rendimiento del negocio y el logro de metas. Reconocer y analizar estas oportunidades nos permite aprovecharlas al máximo. 

Por ejemplo: 

Tips para realizar la matriz DAFO

  • Lluvia de Ideas Sin Límites. Comienza apuntando todo lo que se te ocurra, sin dejar nada al azar. Desata tu creatividad y luego filtra lo más importante. ¡Que no se te escape nada!
  • De lo General a lo Específico. No te sientas abrumado por la cantidad de factores. Comienza con una visión macro y luego adéntrate en los detalles relevantes para tu negocio.
  • Hazlo a conciencia. Recuerda que este análisis será la base de decisiones futuras. Examina minuciosamente los aspectos cruciales de tu negocio.
  • Pide ayuda a tu equipo o compañeros. «Dos cabezas piensan mejor que una». Si no te sientes seguro, busca personas que conozcan la dinámica de la marca.

 

PASO 2. Establecer objetivos


¿Cómo avanzar hacia el éxito si no tienes claro qué necesitas? En un plan de marketing digital (y en cualquier plan, en realidad), los objetivos son esenciales, ya que marcan el rumbo de nuestras tácticas en cada etapa de la planificación.

Cuando diseñes tu estrategia de marketing digital, te sugiero utilizar dos tipos de objetivos: generales y específicos. Los objetivos generales son declaraciones que resumen la idea principal y el propósito del plan en su conjunto. Mientras que los objetivos específicos son aquellos que detallan los procesos y acciones necesarios para alcanzarlos.

Características de los objetivos de marketing digital

  • Imperativos. Deben comenzar con un verbo de acción en infinitivo: crear, alcanzar, lograr. 
  • Foco en la Meta, no en el Desarrollo. Uno de los errores más comunes es pensar vías de consecución de objetivos incluso antes de hacerlos.
  • Sencillez y Concisión. Deben ser fáciles de entender y directos.  Los objetivos generales pueden desglosarse en metas más específicas, que guiarán acciones concretas.
  • Elemento Mensurable. La inclusión de un componente cuantitativo que permita medir el éxito, como un porcentaje o un número concreto. 
  • Periodo de Tiempo Definido. Especificar un período de tiempo determinado. ¿En cuánto tiempo debo llegar al objetivo? Esto no solo establece un punto de llegada, sino que facilita el seguimiento y la adaptación si es necesario.

Ejemplo de objetivo general:

Incrementar las ventas de mi tienda online en un 50%, en un plazo de 6 meses.

Ejemplo de objetivos específicos:

  • OE1: Aumentar el flujo de tráfico a mi tienda online en un 20% desde Instagram de forma orgánica, dentro de los 30 días.
  • OE2: Obtener 300 nuevos suscriptores en mi base de datos dentro de los 15 días.
  • OE3: Lograr un 50% más de tráfico en la web mediante Google Adwords respecto al mes anterior, en un plazo de 30 días.

 

PASO 3. Conoce tu audiencia


Ya sabes específicamente qué es lo que necesita tu negocio, hasta aquí vamos bien. En este momento del proceso llega una parte fundamental (lo sé, todo es relevante). Pero ten en cuenta que el público objetivo es quien finalmente determinará el éxito o fracaso de tu campaña.

Imagínalo así:

✅ Objetivos establecidos.

✅ Mensaje y acciones elaboradas.
❌ Público incorrecto.

❌ Resultados

Puedes tener diseños asombrosos, copys irresistibles y todas tus redes sociales y sitio web optimizados. Sin embargo, si tu contenido llega a alguien que no está interesado, ¿adivinas cómo termina esta historia?

Entonces, ¿cómo evitarlo? → ✨Conoce a tu Buyer Persona✨.

El Buyer Persona es la representación completa de tu cliente ideal, un verdadero complemento perfecto para tu marca. No solo compra tus productos o servicios, sino que comprende el porqué. Este es el cliente que repetirá las compras y recomendará tu marca a otros, ya que se siente profundamente conectado con ella.

Construye tu Buyer Persona

¿Has jugado alguna vez al SimCity o al Second Life?

Si la respuesta es no, te comento que te has estado perdiendo una experiencia realmente divertida. En ambos juegos, tenías el control para crear y personalizar tu propio personaje, desde su aspecto físico hasta la personalidad, sus gustos y preferencias. Construir un Buyer Persona es como realizar una versión similar.

Debes imaginarte a tu cliente ideal en todos los aspectos de su vida, como:

  • Su nombre y edad.
  • Donde reside y trabaja, e incluso su ocupación y nivel educativo. 
  • Sus intereses, pasatiempos y lecturas favoritas.
  • Sus hábitos de consumo y marcas que le interesan.
  • Cuánto tiempo pasa en línea, en redes sociales y sus lugares frecuentes.

En resumen, debes conocer todos los detalles sobre él o ella, ponerte en su lugar para comprender de manera precisa lo que quiere y necesita de tu marca. Es como crear un personaje en un juego, pero en el mundo real.

 

PASO 4. Estrategias y tácticas


Si el objetivo define lo qué deseas lograr, la estrategia te guía en cómo alcanzarlo. En este punto, pasamos de la reflexión a la acción, desarrollando un plan concreto.

Existen tantas estrategias como objetivos que podamos plantear, por lo que es fundamental tener claro nuestro destino. Contar con una página web, publicar en redes sociales o llevar a cabo campañas publicitarias no será efectivo si carecemos de una estrategia sólida que coordine y unifique cada paso del plan.

Las tácticas surgen de las estrategias, representando las acciones concretas que implementaremos para alcanzar nuestros objetivos. 

Por ejemplo, si tienes como objetivo la captación de leads en los próximos meses y decides implementar una estrategia de Inbound Marketing, algunas tácticas podrían ser:

    • Crear un lead magnet atractivo.
    • Implementar workflows para automatizar campañas de email marketing.
    • Generar contenido de valor para las redes sociales.
  •  

 

PASO 5. Medición de resultados


Ya te he contado sobre la importancia de medir resultados, específicamente hablando de Facebook e Instagram Ads. Esta práctica es esencial en cualquier plan de marketing digital, ya que te permite hacer visible el impacto de tus acciones, identificar lo que funciona y lo que no.

Además, te brinda la oportunidad constante de ajustar y optimizar cualquier aspecto que necesite mejora. Este seguimiento es fundamental para asegurarte de que estás en el camino correcto hacia tus objetivos.

A medida que se implementan diferentes estrategias, deberás prestar atención a diferentes indicadores clave de rendimiento (KPI). Los KPI varían según las plataformas que utilices y los objetivos que persigas. Por ejemplo:

  • En Redes Sociales, medirás alcance, engagement, visitas a tu perfil, likes, seguidores, impresiones, conversión y clics.
  • En Google Ads, estarás pendiente del Retorno por Inversión, clics, porcentaje de rebote y conversión de las visitas.
  • Para el Email Marketing, seguirás métricas relacionadas con la Tasa de clics de apertura, conversión, rechazo, suscripción, cancelaciones y adquisición.
  • En SEO, los indicadores incluirán el número y porcentaje de visitas, tiempo de permanencia en la web y clics.

Cada plataforma y objetivo tienen sus propios KPI, por lo que es esencial definirlos claramente y hacer un seguimiento constante para garantizar el éxito de tu estrategia de marketing digital.

Conclusión


Diseñar una estrategia de marketing digital para el futuro es un proceso esencial que requiere una planificación metódica y detallada. Cada paso, desde el análisis de la situación actual hasta la medición de resultados, desempeña un papel crítico en el éxito de la estrategia.

La comprensión profunda de factores como el mercado, la competencia, el público objetivo y los objetivos claros son fundamentales para establecer una base sólida. Además, la creación de un Buyer Persona permite una conexión más profunda con el público.

La estrategia y las tácticas deben estar alineadas con los objetivos, y la medición constante de resultados a través de KPI específicos es esencial para optimizar el rendimiento y tomar decisiones informadas.

En resumen, una estrategia de marketing digital exitosa para el futuro implica un enfoque completo, reflexivo y continuo que garantiza que cada pieza de la cadena esté en su lugar para alcanzar el éxito deseado.

 

Otros contenidos que seguro también te interesan

Ana Ivars

Ana Ivars

Consultora de Marketing digital y mentora de negocios. Experta en estrategia digital, publicidad online y ventas. En los últimos años, he transformado la vida de más de 20.000 emprendedores y empresarios, ayudándoles a lograr sus metas.

Interacciones con los lectores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *